• Av. Francisco Villa 6100, Jardines de San Francisco, Chih., CP 31115
  • Lun - Vie 9.00 - 19.00 hrs / Sab 9.00 - 13.00 hrs

Glaucoma

¿Qué es?

El glaucoma es una enfermedad del ojo que le roba la visión de manera gradual. Por lo general no presenta síntomas y puede resultar en la pérdida de la visión de manera repentina.

Sin el tratamiento apropiado, el glaucoma puede llevar a la ceguera. La buena noticia es que con exámenes oftalmológicos periódicos, la detección temprana y el tratamiento puede preservarse la vista.

Síntomas

En la forma más común del glaucoma, la acumulación de la presión del fluido ocurre lentamente. Con frecuencia, no hay síntomas molestos o dolorosos. En las variedades menos frecuentes de glaucoma los síntomas pueden ser más severos, e incluye los siguientes:

  • Visión borrosa.
  • Dolor de ojos y de cabeza.
  • Náuseas y vómito.
  • La aparición de halos color arcoíris alrededor de las luces brillantes.
  • Pérdida repentina de la visión.

Tratamiento

Lo más importante en el glaucoma es la detección del mismo, entre más temprano menor daño a la visión. Es necesario realizar OCT y campos visuales periódicos para determinar a ciencia cierta si el o los tratamientos que se realizan están deteniendo el progreso de la enfermedad.

La presión intraocular elevada se puede tratar con colirios que disminuyen la presión del ojo. Hay varias clases de medicamentos para tratar el glaucoma de ángulo cerrado. En el glaucoma de ángulo abierto, los más comunes son los beta bloqueantes (bloqueadores), como el timolol, y los derivados de las prostaglandinas.​ También se emplean diuréticos hiperosmóticos, como el manitol en crisis hipertensivas oculares e inhibidores de la anhidrasa carbónica.

¿A quién le da glaucoma?

Todas las personas pueden padecer glaucoma, pero las personas con mayor riesgo de desarrollarlo son las siguientes:

  • Mayores de 60 años.
  • Hispanos de edad avanzada.
  • De ascendencia africana.
  • Los parientes de personas con glaucoma.
  • Miopes.
  • Con diabetes.
  • Que usan esteroides de manera prolongada.